La criopreservación de células ahora también se aplica a tratamientos de estética

Hay nueva línea de servicios basados en la medicina regenerativa.

Muchos pacientes acuden a consultas dermatológicas para poder tratar la falta de turgencia en la piel o la ausencia de brillo, la flacidez, o las combatidas arrugas o manchas. Lo cierto es que con el paso de los años, los componentes encargados del sostén de “el mayor órgano del cuerpo humano”, como el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico comienzan a disminuir en número y en funcionamiento. Las células encargadas de su producción son las llamadas Fibroblastos. Estas células son características del tejido conectivo que rellenan los espacios entre los demás tejidos del cuerpo.

El producto ideal para el tratamiento de los defectos cutáneos es la utilización del colágeno, una proteína altamente utilizada en tratamientos de belleza y cirugía plástica, que de ser propio es totalmente compatible y por ello, guarda un efecto de larga duración.

La medicina regenerativa es un área interdisciplinaria dedicada a la reparación, reemplazo o regeneración de células, tejidos u órganos a fin de restaurar o restablecer su funcionamiento normal, afectado por cualquier causa, incluyendo defectos congénitos, enfermedades y envejecimiento.  Su objetivo es devolver al paciente la plena salud con respecto a una condición particular que lo aqueja, y desde hace ya algún tiempo se ha convertido en un -must- en lo que a estética se refiere.

Bioesthetics Genetics es la última incorporación del Beauty Center ligada a los avances de la medicina regenerativa en cuanto a estética y se relaciona con el cultivo de fibroblastos autólogos. El procedimiento consiste en la toma de una pequeña muestra de piel, desde la que se extraen dichas células y se reproducen en condiciones óptimas hasta obtener un aumento tal que, al ser colocadas en un sitio de lesión, puedan producir la cantidad necesaria de colágeno para repararlo.

 

 

Aún No Hay Comentarios

Dejá un comentario

Tu email no será publicado