Notice: Undefined index: US in /movile/sites/movilesc.com/share/mqv/wp-content/plugins/checkSubscription/_inc/class.check.backend.php on line 403

Notice: Undefined index: US in /movile/sites/movilesc.com/share/mqv/wp-content/plugins/checkSubscription/_inc/class.check.backend.php on line 404

Limpiá Tu Rostro En Pocos Pasos

Muchas veces creemos que con lavarnos la cara diariamente o simplemente sacarnos el maquillaje antes de irnos a dormir ya estamos limpiando nuestro rostro de forma correcta. Sin embargo, existen algunos pasos más que tenemos que llevar adelante para tener un cutis impecable todos los días.

Te dejamos algunos de los pasos fundamentales, que no podés dejar de seguir a la hora de hacer una correcta limpieza facial. ¡Mirá!

Paso 1- Demaquillante

Lo primero que tenemos que hacer para seguir los pasos de una correcta limpieza facial es quitar todo el maquillaje que traemos en nuestro rostro. Un demaquillante líquido, combinado con un demaquillante específico para ojos son la clave para comenzar una limpieza total de nuestro cutis. Aplicá ambos con un algodón y retirá el maquillaje con pequeños círculos, sin frotar, deslizando hacia abajo.

Paso 2 – Jabón limpiador

Recomendamos que consigas un jabón líquido o en formato espuma específico para el rostro. Existen distintas marcas diseñadas para la piel de tu cara. Por eso es muy importante que no uses cualquier tipo de jabón – especialmente los que tienen perfumes y colorantes- porque pueden irritar y sensibilizar el área.

Paso 3 – Tonificar

Una vez que lavaste y secaste bien tu rostro – siempre con una toalla limpia y sin usar previamente- te recomendamos que tonifiques tu piel. SI además, tenés un tónico reductor de poros, te damos puntos extra, y tu cutis te lo va a agradecer.

Paso 4 – Sérum y contorno de ojos

Un sérum que actúe contra la perdida de firmeza y arrugas, más una buena crema para el contorno de ojos te va a ayudar a conseguir una piel más tersa durante más tiempo y a atrasar los efectos de la edad en tu piel.

Paso 5 – Tapping

Antes de terminar con tu rutina de limpieza, agregá un pequeño masaje con las yemas de los dedos para activar la circulación de la piel y ayudar a tonificarla y descongestionarla.

Paso 6 – Hidratá

Llegamos al paso final de tu limpieza de rostro. Colocá una pequeña cantidad de crema hidratante específicamente diseñada para la piel de tu cutis, y ya estás lista para ir a dormir con la piel fresca y sana.

Repetí esta rutina todos los días, y vas a notar una verdadera diferencia al poco tiempo de ponerla en práctica. Unos minutos más al día hacen que realmente valga la pena.

Aún No Hay Comentarios

Comments are closed