Decile Sí A Las Grasas Buenas

Toda nuestra vida aprendimos que las grasas eran un tipo de alimento que debíamos evitar a toda costa si nos queríamos cuidar.

Sin embargo, cada vez existen más estudios que indican que las grasas son tan necesarias como el resto de los nutrientes, sólo hay que saber elegir aquellas que nos hacen bien.

Por eso, te traemos una selección de los mejores alimentos para que consumas grasas buenas y le des a tu organismo lo que necesita.

¿De verdad necesito grasas para estar saludable?

Sí. Sacate de la cabeza que las grasas son nuestras enemigas. Como todos los alimentos, las grasas bien seleccionadas y en la cantidad necesaria ayudan a mejorar las funciones de nuestro organismo. Por ejemplo, para construir membranas celulares, para la coagulación de la sangre, el movimiento muscular y la inflamación, para prevenir enfermedades del corazón y el mal de Alzheimer y para retrasar la degeneración del músculo de la retina, las grasas son nuestras aliadas.

¿En qué alimentos encuentro grasas buenas?

Los frutos secos, como las nueces, las almendras y los pistachos, son ricos en omega 3 por lo que reducen los niveles de colesterol malo y aportan anioxidantes.

El huevo, no sólo es una fuente de grasas buenas, sino que además contiene proteínas.

Por su parte, las aceitunas también son una fuente de grasas saludables. Tienen omega 3 y 6 y son perfectas aliadas para combatir la anemia, por su alto porcentaje en hierro.

La palta y los aceites de oliva, maíz, girasol uva y soja también se suman a la lista de alimentos que nos brindan grasas buenas. Es ideal que los aceites se consuman en crudo para conservar sus propiedades beneficiosas.

Asimismo, las semillas también aportan omega 6. Sésamo, chía, lino, calabaza y girasol son las principales variedades y además son ricas en fibras.

Por último, pero no menos importante, las grasas provenientes de los pescados como el salmón, la trucha, el atún y las anchoas contienen omega 3, un ácido que protege la salud cardiovascular y previene el aumento de los triglicéridos.

Ahora que ya sabés los beneficios de las grasas buenas y dónde encontrarlas, no dejes de lado este nutriente cuando planifiques tu dieta, y sumalo en las cantidades necesarias a tu rutina saludable de alimentación.

Aún No Hay Comentarios

Comments are closed